domingo, 13 de octubre de 2019

Las Cosas

La muerte tiene
tanto de ternura como
de miedo entre las cosas
¿Que más deja que no sea esta tristeza?
Ropas, notas, poemas, joyas
muchas flechas del dolor para seguir juntando
señales
pistas que nos lleven
a encontrar el más allá
como si pudiese leer
si realmente me amaste


en algún botón de una camisa
Telas que se disfrazan
de fantasmas en la noche
y bailan en medio del
silencio.
Ninguna cosa que sentencie,
que grite, qué hace ahí
cuando el verdadero dueño se ha ido
sin llevarla
sin siquiera despedirse
con la mano.
Las cosas serán cosas de nadie, engrosarán bolsas
negras en la calles
huérfanas
Y los libros caerán uno a uno
empolvados.
¿Es una forma de cariño
el haberme dejado todas tus cosas ahí mirándome llorar desconsolada?
La muerte
también mata las cosas.

sábado, 14 de septiembre de 2019

Mama



mi madre
no decia muchas cosas
a veces me cuesta contar
sus pasos hacia la tarde
sin embargo
se me ha metido su abrazo
hasta los huesos
el silencio de sus manos bordando
mas que a todos
el vestido de danzas,
su mate de las cuatro de la mañana
mientras en la cocina yo intentaba mi primer cuento.
El abrazo de mi madre
te dejaba tatuado su olor en la piel
para siempre
mi lugar en su cuerpo sigue ocupado
de un amor de silencios.
yo no lloro su muerte en las noches
solo me relajo y la siento
salir de tan adentro.


Mónica Mera

sábado, 17 de agosto de 2019

RECUERDO



Nos teníamos que arreglar con lo que había
y agarrábamos
los besos y los poníamos en bolsas de estrellas
para después iluminar
la ausencia.
Leíamos geroglíficos
que
quedaban tatuados en la piel
de las caricias,
habíamos aprendido a adiestrar palomas
a hacer llaves
a leernos el pensamiento
hasta hablar con la única
lengua de los dos.
Nos teníamos que arreglar
con lo que había
esta abundancia de amor
en época de crisis
este desvelo pensando
donde más poner el amor que sobra.
Nos teníamos que arreglar
con el miedo y la cobardía
con este dejarnos ir
Y tenernos guardados
en el pecho
Decir tu nombre a otro
mirarte esos ojos vacíos
Y llorar
con una sonrisa.
Nos
tenemos
que arreglar
con el recuerdo.


Mónica Mera

OLOR A OTOÑO



Esta sorpresa de la lluvia chiquita se parece a vos,

así de repente
apareces
y hay que cubrirse
para no sentir escalofríos.
Después se va sin dejar rastros,
sólo las plantas y mis ojos húmedos.
Y ese olor a otoño triste
que queda como una nube
adentro de la casa.
Alguien cierra la puerta
otra vez
¿Escuchás?
Ya no llueve.


Mónica Mera

ADIOS



Cuando llega la muerte,
otra vez,
se abre un pozo
en el estómago
donde tiran pedazos
de tierra los recuerdos
y algunas flores tristes
que arrojan los que quizás
alguna vez nos quisieron.
La muerte tan de negro
oscurece los labios de los besos con rimmeles a prueba de lágrimas
Y no hay nada que nos vuelva
de ese entierro con hora
de esa cruz descolgada
de entre esos muertos nuevos.
Los que dejamos atrás y hoy
en pleno silencio
se han tomado de la mano
para vernos marchar.
Juntos
todos
rápido.
como terminando antes que
oscurezca.
Nos dicen adiós.


Mónica Mera

PIES



No es poca cosa
mirarse los pies
saberlos desnudos
de espanto
y llevarlos de aquí para allá.
Subirse a un par de pies
y marcharse sin ningún requerimiento
sin la pesada carga
que uno elige sostener.
Zapatos
gente
pensamientos
fama
ego
obsesiones
mentiras.
Mirarse los pies ya es
un camino.


Mónica Mera.

POEMA DE INVIERNO



A veces la alegría
aparece con un billete
encontrado en la campera
o en tus mensajes
de invierno que dicen
abrazo de oso
o cucharita
es como entusiasmarse
por eso que no teníamos
como la nieve
el locro
el baño termal
la estufa
y ese cuidado con la luz
Un poema de invierno
para que abrigue tus noches
o tus mañanas cuando
despertas sin mi
y yo sin vos.
Leo "abrazo beso caricia"
y sólo siento frío
La realidad es este billete
y el viento polar,
gastarlo
en chocolates sería la alegría
Y mandarte la foto por watshaps.


Mónica Mera