viernes, 30 de enero de 2015

El reloj



¿Que habrá quedado de vos
en tus fantasmas que hoy pasean
por la cornisa de la tarde?
¿Qué habré dejado olvidado en tu pared
de alarmas y relojes que
haciendo malabares con el tiempo
gritan ausencia a cada hora?
Los vientos pasan en suspiros blancos
dibujando corazones en hojas
que se lleva la lluvia de este enero,
Solo es cierto el rumor de alguna voz en la letra del poema
que hoy nos nombra.


Mónica Mera-

miércoles, 28 de enero de 2015

Quince Años

¡Llegaron tan pronto tus quince años
para nosotros tus padres!,
y vos pensabas que tardarían siglos
es que el tiempo se marca con esperas,
y vos mandás mensajes a la vida
esperando las respuestas inmediatas.
 Hoy aparecen las certezas:
tu vestido soñado,
la magia en las palabras,
flores, besos, miradas, mimos, regalos.

que seguirán atravesando tu mundo dejando
la huella de esta sonrisa 

y quizás alguna lágrima.
Hoy empieza esta novela desde otro capítulo
donde los personajes son tus afectos
y la historia la escribís vos desde la ternura.
Mañana estaremos en tu memoria de páginas nuevas,
queríendote,  sabiéndote especial
y podrás hojear esta noche inolvidable
releyendo cada instante de tu fiesta
en el libro de tu vida,
 cada vez
desde ahora, para siempre.

Mónica Mera-

lunes, 26 de enero de 2015

Perfume



Un pétalo sobre otro
como la piel
mujer y rosa
el perfume que se abre entre los dedos.
y te pierde


Mónica Mera-

Piedras



Tantas pisadas para hacer el camino
hacia vos
marcaron
un surco de silencio bajo la luna
las huellas se volvieron raíces
entre tus piedras
y soy parte del paisaje de tus ojos
bruma o luz entre la noche.



Mónica Mera

Desnuda



No hay ropa
para tapar tanta desnudez
ni Gucci ni Armani
firman la marca del vacío
y hay mujeres luciendo nada en los bares
a un precio inalcanzable.




Mónica Mera-

jueves, 15 de enero de 2015

Agua



La pureza del agua,
en plena desnudez del día
brota entre las palabras que uno carga
de las voces de los otros
y de las propias
El agua sale con esa simpleza transparente
y nada en nosotros
arrasa lo que puede desprender
y se lo lleva.


Mónica Mera-

El Saco



Te grito desde mi puesto de mujer
camuflada
desde donde he parido tus brazos
desgarrando con la carne el secreto de tu nombre prohibido
Me planto fusil certero en mano
y te niego toda virtud, toda palabra derramando sangre
en la trinchera de un amor que clavó las estacas de esta guerra
Te lanzo como un saco de arena
a esa mujer que fuí, la poseída
Y acá me quedo mirándo las heridas en tu espalda.

Mónica Mera-